Publicado en #LaFabricaDeEmociones

¿Y si aprendiéramos a vivir?

A lo largo de nuestra vida hemos aprendido matemáticas, lenguaje, historia, geografía, biología,física y química, conocimiento del medio, música, tecnología, deporte…Podría seguir enumerando las cuantiosas asignaturas que durante nuestro aprendizaje nos han impartido, pero me asalta una duda: ¿De verdad saber todo esto nos enseña a vivir?

Lo cierto es que sabemos que 2+2=4, pero no sabemos que lo que verdaderamente suma es mirar al futuro con optimismo.  Sabemos que 2-2=0 pero realmente lo único que resta es el pasado.  Pero si realmente queremos vivir debemos saber que lo único que multiplica en esta vida es el presente.

Desarrollo personal, motivación, coaching

Analizamos sintácticamente frases de 20 palabras e identificamos sujeto, predicado, núcleo y complemento directo. Pero vivir es saber que el núcleo somos nosotros y que los predicados son las personas que te aportan emociones positivas, que te hacen sentir grande y que creen en ti. A estos les llamo yo amigos o familia.

Somos capaces de recitar de memoria los 639 músculos del cuerpo con sus 206 huesos pero vivir es saber que la parte más bonita de cualquier cuerpo es la sonrisa con sus 32 dientes.

Vivir es saber que el verdadero conocimiento del medio es conocerte a ti mismo para aceptarte tal y como eres. Y después, querer mejorar. Avanzar un poquito cada día. Hacer cosas que nunca habías hecho antes. Romper límites.

Teníamos exámenes diarios para sabernos los ríos y las montañas, sin embargo en pocas ocasiones hemos subido a lo alto de una montaña describiendo la palabra libertad con nuestra sonrisa o hemos hecho la rana a la orilla de un río dibujando con nuestro cerrar de ojos la palabra calma.

Nos han hecho pruebas para saber si éramos rápidos, resistentes o fuertes sin saber que con que seas capaz de saltar las piedras que la vida te pone en el camino, puedes considerarte en plena forma.

Las fechas de cada revolución, guerra o pueblo del mundo las tenemos grabadas a fuego en el hipotálamo sin embargo pocos saben que cada uno de nosotros debe escribir su propia historia y consiguiendo ser la más bonita jamás contada.

Hemos construido casitas con “cola para madera” descuidando que el pegamento más fuerte del mundo es el amor. Vivir es aprender a expresar el amor que llevas dentro. El que todos llevamos. Porque el amor que no se expresa no sirve de nada. Saber que tienes miedo. Y que todos lo tienen. Pero no pasa nada; el miedo te ayuda a saber que estás vivo.

Al final no sabemos si vivir es aprender o aprender es vivir, pero os puedo asegurar que lo acertado, es vivir aprendiendo.

 

Alberto Martín Nieto

Autor:

Economista * Emprendedor * Social Media Manager e Influencer * Especializado en Marketing Emocional y Experiencial * SEO * SEM * WEB Siempre motivado, positivo y feliz * Enamorado de las personas. martinnietoalberto@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s